21 de febrero de 2017

PARTES VITALES

A todos los policías nos preocupa el difícil asunto de “seleccionar las partes no vitales” de una persona cuando se trata de tener que disparar un arma de fuego. En España, esta realidad (disparar a otra persona), tan solo ha sido experimentada por una parte muy pequeña de la población de policías y guardias civiles, la mayoría no nos hemos visto necesitados de tomar esta difícil decisión, no obstante, la tenemos presente como un problema que debemos tratar de resolver.
 
Sobre esta cuestión se han vertido ríos de tintas y cualquiera puede darse cuenta que es casi imposible distinguir a ciencia cierta qué parte del cuerpo humano no resulta vital a los efectos de un disparo y menos aún en situación de estrés.
 
Dicen los magistrados de la sala Penal del Tribunal Supremo en la sentencia 4077/2002, que disparar a las piernas es hacerlo sobre una “zona no vital por excelencia.
 
¿Qué concluyo de las razones jurídicas que esgrimen en esta sentencia? Pues que al margen de los debates bienintencionados en los que nos enrredamos a veces entre nosotros por tratar de mejorar como policías, para el TS la realidad jurídica es que “si disparas a las piernas no podrá serte reprochado el no haber cumplido con el precepto legal que exige proporcionalidad y necesidad en la respuesta dada”. Para mí, zanja el debate con independencia del resultado del disparo, si fue a las piernas fue a “partes no vitales, distinto es la valoración que se haga del resultado.
 
Por cierto, ¡ojito! si lees la sentencia verás que la bala atravesó la pierna - no dice donde quedó finalmente ni si detuvo al agresor-. Este viene siendo el resultado habitual de los disparos con proyectiles encamisados o semiencamisados, atravesar el cuerpo. Pero este es otro debate.


CAOS

 
 
Como profesionales de la Seguridad tratamos continuamente con el CONFLICTO, el PELIGRO y el DESORDEN; en suma, con la INESTABILIDAD y el CAOS.
 
Pero... ¿qué sabemos del conflicto, del caos y del desorden? ¿Qué sabemos del hombre inmerso en ellos?
 
¿Qué sabes del caos para enfrentarte a él?
 
Probablemente no tengas siquiera una definición concreta para él.
 
Te planteo, entonces, la necesidad de un cambio.
 
Te planteo la necesidad de adentrarnos en el hombre, en su mundo, en sus circunstancias.
 
Te planteo conocer al hombre que, perteneciendo al mundo, es influenciado también por él; al hombre que, con su conducta, lo influye a su vez. Un hombre que, en definitiva, modifica nuestra técnica, nuestras decisiones, nuestro mundo.
En resumen, te planteo estudiar el comportamiento humano.

¡Acompáñanos en este viaje!

6 de febrero de 2017

Pensamiento táctico policial


El pensamiento táctico es un rasgo del policía competente. Una clase particular de estado de la mente, donde el pensamiento gira conscientemente en derredor de ciertas pautas de conducta que tienen que ver con su seguridad y con la eficacia de sus decisiones, y que le son necesarias expresar en ciertos dominios operacionales en los que se desenvuelve el policía.
El pensamiento táctico es una herramienta que promueve la ADAPTACIÓN en un medio dinámico y caótico. Es la CONDICIÓN (TÁCTICA) que te permite CREAR los PATRONES que han de guiarte y protegerte en tu carrera profesional. El pensamiento táctico debe llegar a ser un HÁBITO profesional. PERMITE IDENTIFICAR LAS AMENAZAS AMBIENTALES, actuales o potenciales, CONTROLAR la situación y LLEVAR A CABO las medidas operativas necesarias para terminar con éxito cualquier intervención.
A nivel fisiológico permite a tu cerebro consolidar un funcionamiento adecuado en ambientes de riesgo e incertidumbre, activando preferentemente y potenciando a largo plazo las rutas neurales que, promoviendo la participación de las estructuras talamocorticales y del sistema reticular e inhibiendo la activación del complejo amigdalino y del eje Hipotalámico-Hipofisario-Adrenal, favorecen la aparición y selección de pautas de comportamiento que promueven una mayor facilidad en la ejecución de la fuerza razonada y, por ende, una mayor y eficaz adaptación de la conducta del policía al ambiente.
 


2 de enero de 2017

Captación de imágenes a Policía

Os dejo el fantástico análisis legal que realizan los compañeros de NETPOL sobre la casuística de la toma de imágenes o la grabación de vídeos sobre actuaciones policiales.



19 de diciembre de 2016

DISPARAR O NO DISPARAR

Tras haber leído el artículo "La mentira que mata policías", del excelente articulista Ernesto Pérez Vera, me ha parecido necesario reflexionar sobre algunos asuntos que él no aborda o al menos parecen quedar ocultos o sin tratar. Al respecto del artículo, comparto mucho de sus puntos de vista, sin embargo, tabmién digo que sería un error creer que la pistola es la solución única y absoluta a una emergencia planteada. Sus efectos pueden ser variados y no siempre inmediatos (puedes disparar al agresor que te ataca con un cuchillo, darle y aún así, no evitar que te "endilge dos puñaladas", dar en el blanco entonces no parece útil porque no asegura su control o neutralización inmediata). En este contexto, nada te asegura que disparar te salvará. Necesitas comprender que la pistola solo es un recurso más entre otros disponibles y que no siempre te es posible disparar legalmente porque en el entorno puede haber otras personas inocentes cerca del agresor. ¿Es legítimo ponerles en riesgo en esos casos? Por supuesto, siempre puedes contestar que primero esta tu vida pero entonces faltarías a tu promesa de servir a la sociedad, y a mí no me vale como respuesta que espere de un servidor público - tampoco te estoy pidiendo el sacrificio, aunque está implícito en nuestra profesión que te sacrifiques y es cosa que parece gustar a muchos destacar en artículos publicados en Facebook u otras redes sociales, a menos que al final esto sea una hipocresía, un quedar bien, postureo-. ¿Sería posible añadir otros recursos para solventar estos casos extremos? ¿Sí? Entonces debo abarcarlos, por el contrario, al dividir y reducir el mundo entre la opción de disparar o no disparar, estamos eliminando la posibilidad de crear otros espacios. Por mi parte digo que esa no es la pregunta adecuada y que si me la hago mis opciones están sesgadas por la misma lógica que ella encierra. Sin embargo, si mi pregunta es otra, mis opciones también lo serán. ¿Que clase de pregunta te haces tú?

9 de diciembre de 2016

EL CONTROL DEL ESPACIO



EL CONTROL DEL ESPACIO

Leer requiere antes una redacción correcta del mensaje. Este debe estar escrito siguiendo las reglas de la lingüística, tener una ortografía adecuada, una adecuada sintaxis, etc. Tú mismo puedes encontrar que lees fácilmente estas líneas, sin embargo, hay algo que te estoy ocultando y que late implícito en todo esto, me refiero al ESPACIO. Sin el espacio entre líneas y letras todo lo que escribo no tendría la más mínima oportunidad de ser leído y, por consiguiente, de ser entendido y utilizado.

Siintentasleerestaslineasseguramentenoentenderásnadaporquefaltaelespacio.
Siintentasleerestaslineasseguramentenoentenderásnadaporquefaltaelespacio.

De manera muy parecida, en el ámbito operacional del uso de la fuerza y de las armas de fuego por parte de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, SI NO MANEJAS CORRECTAMENTE EL ESPACIO (FÍSICO Y MENTAL) que te separa/une con el sospechoso, no vas a poder emplear correctamente la Fuerza Policial.

Esto puedes reconocerlo al observar que el agente se mueve torpemente, pierde el equilibrio, es incapaz de evitar los ataques o lleva a cabo conductas similares.




En el empleo de la fuerza y de las armas de fuego la técnica juega el papel de las letras. PARA QUE LA TÉCNICA TENGA SENTIDO DEBES HACER UN USO ADECUADO DE LOS ESPACIOS.


7 de diciembre de 2016

VIENTOS MARCIALES EN LOS CUERPOS DE POLICÍA



¿Por qué resulta adecuado partir de las Artes Marciales como fuente para las técnicas de manos abiertas que luego van a aplicar las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad?
Cuando uno estudia la historia de las Artes Marciales y de la Guerra, aprecia una evolución desde la noción antigua de guerrero hasta la noción moderna de Policía. Guerrero y Policía pertenecen al mismo linaje y están unidos por el cordón umbilical del empleo de la fuerza y de las armas para someter al adversario e incapacitarlo para que no pueda proseguir con su resistencia

 Resultado de imagen


Antiguamente el soldado se preparaba para vencer en la guerra y por ello entrenaba una serie de métodos útiles (tácticas y técnicas) que le permitían sobrevivir al encuentro con otro luchador y regresar a salvo a su patria. Sus métodos han ido evolucionando con las sociedades y los tiempos pero siempre el empleo de las armas y de las técnicas marciales han estado presentes de alguna manera, reflejando con ello un valor social. Hoy día, las Artes Marciales reflejan todavía ese valor y por esto mismo han pervivido y transcendido el paso del tiempo y de las diferentes culturas y civilizaciones, dando paso últimamente, en el seno de los países que defienden un estilo de vida que denominamos Estado de Derecho, al desarrollo y perfeccionamiento de la Defensa Personal Policial



No importa de qué sociedad estemos hablando y del tiempo histórico en el que nos fijemos, siempre el soldado, el guerrero o el policía, acuden a los “vientos marciales” para desarrollar sus virtudes y cometidos.

4 de diciembre de 2016

LO QUE NO DEBEMOS HACER NI CONSENTIR

Hace unas semanas este vídeo se coló en las redes y los móviles.

video


Lejos de parecerme algo digno de risa me pareció preocupante. El trato que da el agente de policía es DEGRADANTE y ABUSIVO. Abusa porque tiene poder y más tamaño. Abusar para él es fácil, no es ningún mérito, desde luego. ¿Haría lo mismo con otras personas? ¿Cachearía siquiera a una persona vestida con traje de una marca de lujo o tendría miedo ante la posibilidad, siquiera imaginada, de que podría denunciarle y activar el sistema contra él?
En mi opinión esta persona vulnera los derechos fundamentales de la otra persona y existen multitud de normas y códigos que prohíben realizar actos degradantes como éste.
Yo no quiero una policía así, ¿tú la quieres?



Matemáticas y uso de la fuerza

Resultado de imagen de incertidumbre

La incertidumbre en el ámbito operacional de la praxis policial se vive como un fenómeno que dificulta y/o impide nuestra comprensión de los hechos, sobresaturando nuestra capacidad analítica así como la toma de decisiones tácticas y operativas adecuadas. He aquí el difícil arte de aplicar y hacer cumplir la ley porque no hay manera posible y eficaz, al alcance del policía, de aplicar la fuerza siguiendo una sola regla. Siempre existirá la ambigüedad y la incertidumbre en algún grado. 
Ningún sistema es al tiempo completo y coherente. Esta afirmación es completamente válida porque viene derivada y toma su fuerza como criterio de validación de la respuesta que damos, de un principio lógico deducido impecablemente por el matemático Kurt Gödel, el Principio de Incompletitud. Si os parece desalentador reconocer de aquí en adelante que nunca podrá haber una regla a la que remitirnos, el que no tengamos la certeza de acertar sí o sí, de no errar, encuentre alivio en saber que esta imposibilidad misma remite a la creatividad de la naturaleza de las cosas y del universo. Es por esta misma falta de certeza que nunca verás agotadas tus posibilidades de acción.

Si te interesa aprender más cosas sobre la gestión del conflicto, no lo dudes y ven a formarte con nosotros.